Mes: diciembre 2018 (página 1 de 314)

Frank Almanza y Marcial Paucar: los fiscales que reemplazan a Vela y Pérez

El fiscal de la Nación, Pedro Chávarry, anunció esta noche la remoción de los fiscales Rafael Vela y José Domingo Pérez del equipo especial de asignado al Caso Lava Jato.

Además, Chávarry nombró al fiscal superior Frank Almanza como coordinador del equipo, función que Vela ejercía hasta ahora. En tanto, Marcial Paucar se incorpora al grupo en lugar de Pérez.

¿Quiénes son los nuevos integrantes del equipo Lava Jato? Estos son sus perfiles

Frank Almanza
Titular de la Sexta Fiscalía Superior Penal de Lima, Almanza tiene nueve años de experiencia ocupando cargos de confianza en distintas fiscalías. En todos fue designado por fiscales de la Nación. 

Previamente fue fiscal superior coordinador anticorrupción del Callao, fiscal superior de Ventanilla, fiscal superior adscrito a la Fiscalía Suprema en lo Contencioso Administrativo en el Área Penal de Altos Funcionarios y fiscal superior de lavado de activos.

Ha seguido distintos casos emblemáticos, como los de corrupción en el Gobierno Regional y Municipalidad del Callao y, con sus acusaciones, logró sentencias contra, por ejemplo, el congresista  Michel Urtecho, los Sánchez Paredes y el Sodalicio, entre otros.

También ejerce la docencia en la Universidad de San Martín de Porres y en la Academia de la Magistratura. Asimismo, es autor de textos jurídicos en materia penal y procesal penal.

Confrontó públicamente al ex juez supremo César Hinostroza cuando expidió la casación 92-2017 sobre lavado de activos.

Hasta ahora era parte del equipo fiscal que tiene a cargo la investigación de los audios del CNM, formado en julio de este año.

Marcial Páucar
Es profesor de derecho penal y autor de publicaciones sobre lavado de activos, corrupción política y criminalidad organizada.

Páucar Chappa estudió en la facultad de Derecho de la Universidad Nacional Mayor de San Marcos. En su hoja de vida figura una maestría en Ciencias Penales por la Universidad Santa Martín de Porres. También ejerció la docencia en la Academia Nacional de la Magistratura.

En el 2011 fue designado fiscal penal y dos años después ascendió a fiscal adjunto superior en casos de lavado de activos. En el 2017 fue nombrado fiscal supraprovincial del equipo especial, cuando este era dirigido por Hamilton Castro.

Investigó el caso del Club de la Construcción. En este período de su carrera logró prisiones preventivas contra varios de los imputados.

Otro caso emblemático en la que participó fue el de la Vía Evitamiento del Cusco, en la que estuvo involucrado el ex presidente regional Jorge Acurio Tito.

Rafael Vela había acusado a Páucar de permitir la salida del país del ex presidente Pedro Pablo Kuczynski y que, junto al fiscal Sergio Jiménez, rechazó la colaboración eficaz del ex ministro Jorge Cuba en contra del ex mandatario Alan García.

El presidente Vizcarra dice que Odebrecht no debería trabajar más en Perú

En medio de la investigación de corrupción por el caso Odebrecht en Perú, el presidente Martín Vizcarra dijo este lunes que la constructora brasileña no debería seguir brindando sus servicios en el país. 

Cuestionado sobre el acuerdo de colaboración entre las autoridades peruanas y Odebrecht, que permitirá a la constructora participar en otras licitaciones mientras colabore con la investigación, el mandatario peruano dijo que no está de acuerdo con que Odebrecht siga trabajando en el país. 

“Odebrecht no debería seguir brindando sus servicios de ingeniería, de construcción, de proyectos en el Perú”, dijo Martín Vizcarra durante una entrevista con RPP Noticias

Vizcarra dijo que respetaría el Acta de Acuerdo Preparatorio de Colaboración y Beneficios, aunque se mostró en desacuerdo con que la empresa continúe licitando porque “Odebrecht ha hecho mucho daño al país”.  

El caso peruano

El expresidente peruano Alejandro Toledo está acusado de aceptar sobornos por unos 20 millones de dólares de Odebrecht durante su mandato (2001-2006), a cambio de obras como el Corredor Vial Interoceánico Perú-Brasil. 

El exdirector de la constructora brasileña Odebrecht en Latinoamérica también confesó que ordenó entregar 3 millones de dólares a la campaña electoral del expresidente Ollanta Humala.

La comisión legislativa que investiga el caso señaló en noviembre que hay elementos para denunciar al expresidente Humala (2011-2016), así como al exmandatario Pedro Pablo Kuczynski, quien renunció el 21 de marzo de 2018 por presuntamente haber recibido de Odebrecht, a través de su consultora Westfield Capital, 782.207 dólares entre 2004 y 2007. 

Otro expresidente peruano, Alan García, también está siendo investigado por el caso y, tras un intento fallido de buscar asilo político en Uruguay, aceptó someterse a la justicia de su país. 

La potencia del cannabis se ha duplicado en Europa durante la última década

La resina de cannabis y el cannabis en hierba han aumentado significativamente en potencia y precio, según un nuevo estudio publicado en la revista Addiction, que analiza los cambios que ha experimentado la droga en Europa durante los últimos años.

Los investigadores analizaron los datos de 28 estados miembros de la Unión Europea, así como de Noruega y Turquía, para el Centro Europeo de Monitoreo de Drogas y Drogadicción, y detectaron que en los últimos 10 años la potencia del cannabis se ha duplicado en toda Europa.

Así, el principal componente psicoactivo del cannabis herbal, el delta-9-tetrahidrocannabinol o THC, aumentó del 5% en 2006 al 10% en 2016. En la resina de cannabis, la concentración de THC, por su parte, saltó del 8% en 2006 al 17% en 2016.

El precio del cannabis a base de hierbas también aumentó de unos 9 dólares por gramo a 15,5 dólares entre 2006 y 2016, mientras que la resina de cannabis aumentó de 10 dólares por gramo a 15,6 dólares durante el mismo período.

“Estos hallazgos muestran que la resina de cannabis ha cambiado rápidamente en toda Europa, dando como resultado un producto más potente y de mayor precio”, dice el autor principal del estudio, Tom Freeman, del Grupo de Adicción y Salud Mental del Departamento de Psicología de la Universidad de Bath.

No obstante, Freeman también expresó su preocupación por el hecho de que la droga se esté volviendo más perjudicial. Además de contener THC, la resina de cannabis contiene cannabidiol (CBD).

De acuerdo con los investigadores, el CDB contrarresta algunos de los efectos dañinos del THC, como la paranoia y la pérdida de memoria. Pero las nuevas técnicas de producción del fármaco en Marruecos y Europa han aumentado los niveles de THC en el fármaco, pero no el CDB.

“Lo que estamos viendo en Europa es un aumento del THC y niveles estables o decrecientes de CBD, lo que potencialmente hace que el cannabis sea más dañino”, afirma el científico, señalando la necesidad de “controlar el contenido de THC y CBD a través de la regulación“.

Expedientes regionales| INFORME

El miércoles pasado, luego de que cada uno de los 25 nuevos gobernadores regionales recibiera sus credenciales para el período 2019-2022, en la sede del Jurado Nacional de Elecciones, en Lima, el presidente Martín Vizcarra fue contundente: “Autoridad que delinque, será castigada severamente”.

El discurso de Vizcarra, dirigido también a los 196 alcaldes provinciales y 1.676 distritales que desde hoy asumen funciones, fue básicamente un llamado a la honestidad con una advertencia discreta. De hecho, no son pocos los nuevos gobernadores regionales que han iniciado sus gestiones con graves señalamientos. Dante Madriotti (Callao), por ejemplo, ha sido vinculado con una red criminal dedicada a la extorsión y sicariato. Se pidió su detención y estuvo prófugo; pero la apelación que presentó ante el Poder Judicial fue aceptada.

En octubre, la Corte Suprema ordenó que se anule la sentencia de siete años de cárcel para Walter Aduviri (Puno) por el delito contra la tranquilidad pública. El caso se remonta a mayo del 2011 cuando encabezó las protestas contra las concesiones mineras otorgadas por el gobierno del entonces presidente Alan García.

Elmer Cáceres (Arequipa) tiene denuncias por violación sexual contra tres mujeres, entre el 2004 y el 2017. Él ha negado las imputaciones. Por el momento, la Oficina de Control Interno (ODCI) del Ministerio Público ha abierto investigación al fiscal Óscar Gonzales, quien archivó uno de los casos.

Además, algunas de las nuevas autoridades regionales registran sentencias. Juan Carlos Morillo (Áncash) cumplió condenas por girar cheques sin fondos y por violencia familiar.

Óscar Altamirano (Amazonas) fue sentenciado en el 2011 a cuatro años de prisión suspendida e impedimento para ejercer función pública por la adquisición irregular de materiales para un centro de salud durante su anterior gestión como gobernador regional.

A Francisco Pezo (Ucayali) lo condenaron, también en el 2011, a dos años de prisión suspendida por apropiación ilícita, desobediencia y por resistencia a la autoridad. Ese mismo año, Wilmer Dios (Tumbes) fue sentenciado a cuatro años de prisión efectiva por colusión desleal en agravio del Estado. Para Carlos Rúa (Ayacucho), el Poder Judicial ordenó tres años de prisión suspendida por delito contra el medio ambiente, según información que consigna Transparencia.

En tanto, a Zenón Cuevas (Moquegua) el Poder Judicial lo sentenció a tres años de prisión suspendida por el delito de disturbios. Ello luego de que fuera sindicado como uno de los promotores del ‘moqueguazo’, protesta por la redistribución del canon minero, en el 2008.

—Investigados—
Otro grupo es el de los nuevos gobernadores regionales que tienen investigaciones en curso o que han sido investigados. El caso de Vladimir Cerrón (Junín) quizá sea el más resaltante aquí. La fiscalía lo denunció por presunto lavado de activos, delito que se le imputaba haber cometido en su anterior período de gobernador regional. Sin embargo, la denuncia fue archivada el año pasado.

Para Manuel Llempen (La Libertad), la Fiscalía Anticorrupción de La Libertad pidió en el 2015 cinco años de prisión por presuntamente haber contratado de manera irregular una consultoría para la Empresa de Agua Potable y Alcantarillado (Sedalib), de la cual era presidente.

En el 2010, el Ministerio Público acusó a Elisban (Loreto) por el delito contra la administración pública en la modalidad de peculado agravado y pidió cuatro años de cárcel para él.

A Juan Alvarado (Huánuco) la policía lo sindicó el año pasado como el encargado de una obra donde se hallaron cinco toneladas de explosivos que, al parecer, se utilizaban para la extracción ilícita de minerales.

Pedro Ubaldo (Pasco) tiene una investigación por el supuesto delito de colusión.

Un siglo de J.D. Salinger, el gran cazador oculto de la literatura estadounidense

Jerome David Salinger
Jerome David Salinger

J.D.. O Jerome David. Es lo mismo. Para todos, es Salinger a secas. El autor de cuatro pequeños libros (y un puñado de otros cuentos dispersos) que influyó a varias generaciones de lectores y que a casi setenta años de su publicación persisten y se mantienen vivos.

Salinger publicó toda su obra en apenas catorce años y luego se calló. Su obra son esos cuatro libros y, qué duda cabe, el silencio. No necesitó mucho más para convertirse en un escritor faro para muchos jóvenes y para la gran mayoría de los escritores de las generaciones posteriores.

Mientras intentaba convertirse en escritor fue atravesado por la Segunda Guerra Mundial. Se alistó en el ejército y su campaña europea fue larga y ardua. Desembarcó durante el Día D, participó en dos de los más cruentos enfrentamientos como las batallas de Ardenas y la del Bosque de Hürtgen, y fue uno de los soldados norteamericanos que se encontró con el paisaje de pesadilla de los campos de concentración (se cree que fue en Dachau) en el momento de su liberación. Imágenes que con su horror inimaginable hacían empalidecer los anteriores tres años de barbarie que había transitado en el frente europeo.

Un joven Salinger
Un joven Salinger

Al regresar a su país intentó publicar sus cuentos en diferentes revistas. Su principal objetivo era el New Yorker pero sus escritos eran rechazados en cada intento. Hasta que William Maxwell, el célebre editor de ficción de la revista, se topó con Un día perfecto para un pez banana, que en ese entonces sólo se llamaba Pez banana. Luego de trabajarlo un tiempo, de múltiples correcciones, el cuento fue publicado. La repercusión fue inmediata. Esos extraños casos en que se reconoce una obra maestra en el mismo momento de su publicación, que no debe pasar un tiempo para que sedimente la novedad, para que se reconozca la destreza y el arte del autor.

En 1951 llegaría la explosión, el big bang. Se publica El guardián entre el centeno. The catcher in the rye. La historia de Holden Caulfield, el estudiante de 16 años que se escapa y su fin de semana de merodeo. La novela fue un éxito de críticas y de ventas, encabezó los listados más de seis meses. Parecía que cada adolescente de Estados Unidos debía tener su ejemplar. El fenómeno no se diluyó con los años. Anualmente se siguen vendiendo cientos de miles de ejemplares.

El guardián entre el centeno
El guardián entre el centeno

Holden había aparecido en algunos cuentos anteriores. Pequeñas apariciones o menciones de su hermano mayor. Holden es mucho más que la voz de una generación. Es la voz de una etapa de la vida, es la voz de la adolescencia: enredada, fresca, algo maníaca, dispersa, segura y llena de incertidumbre a partes iguales, confundida y ávida. La proeza de Salinger es esa primera persona del singular imposible de igualar, que no tiene fecha de vencimiento. Como un virus, Holden y su voz, se metieron dentro de los escritores de las generaciones posteriores. Su marca es indeleble. Y su estilo imposible de copiar. Quienes lo intentaron cayeron en el ridículo. Muchos, no sin razón, sostuvieron que las secuelas psicológicas que la Segunda Guerra Mundial dejó en el autor se traslucen en el texto. No sería raro por la intensidad de la experiencia y, principalmente, por el tema de la novela. Porque ¿qué es la adolescencia sino una guerra?. Una guerra de la que muchas salen con stress postraumático.

La novela fue publicada en todo el mundo. El título sufrió insólitas variaciones a la manera de las películas Clase B. En Argentina y Latinoamérica hasta bien entrada la década del ochenta era conocida como El cazador oculto. Rodrigo Fresán hace unos años compiló muchas de estas traducciones fallidas. Vida de hombre se llamó en italiano; en japonés, Época peligrosa de la vida; los noruegos eligieron el intrincado Cada uno para sí y quien se quede atrás se las arreglará; para los suecos fue El solucionador de problemas; mientras que en Francia se publicó como El atrapa-corazones; en Holanda fue El fugitivo solitario; y en Israel, Yo, Nueva York y todo lo demás. A la luz de estas elecciones, El cazador oculto que nos tocó en suerte fue, sin duda, un gran título.

Primera edición
Primera edición

Billy Wilder, Spielberg, Jerry Lewis y productores como Samuel Goldwyn y Harvey Weinstein estuvieron detrás de los derechos para filmar el libro. Salinger siempre se negó. Sólo aceptó que uno de sus primeros cuentos fuera trasladado al cine pero eso fue por la necesidad económica y antes de la explosión mundial de Holden Caulfield. Decía que si bien hay escenas que pueden parecer muy “filmables” eso era un engaño, una especie de ilusión. Que quien pensaba eso sólo podía hacer una película artificial, sin vida. Sostenía también que la voz del protagonista, esa primera persona, era imposible de traducir en el cine; por último no vislumbraba quien podía llegar a ser el actor que interpretara a Holden Caulfield. Salinger pensaba que todavía no había nacido ese talento.

Sin embargo, alguna vez dejó una hendija, un resquicio en el que el futuro (y el dinero) pueda adentrarse. Dijo que una vez él muerto, si sus hijos lo necesitaran podían vender los derechos para una película. Pero el control sobre su obra no sólo pasaba por la prohibición de adaptaciones cinematográficas. Las tapas de cada edición de sus libros debían ser tipográficas, sin ilustraciones, sin la biografía del autor en la solapa, ni fotos del mismo, ni extractos de reseñas ni faja alguna.

Jerome David Salinger (Antony Di Gesu/San Diego Historical Society/Hulton Archive Collection/Getty Images)
Jerome David Salinger (Antony Di Gesu/San Diego Historical Society/Hulton Archive Collection/Getty Images)

Durante décadas cada nueva aparición en el mundillo literario, cada escritor novel que tenía como protagonista de su novela a un adolescente o a un joven era llamado el “nuevo Salinger”. Se sabe (y se sabía al momento en que se proferían esas palabras) que la misión estaba condenada al fracaso antes del inicio. Salinger es imposible de copiar o de ser seguido.

Luego de El guardián entre el centeno, en 1953, vinieron los Nueve cuentos. Una colección de los trabajos que iba publicando regularmente en el New Yorker y algunos inéditos. Otra vez, unanimidad crítica y ventas. Eduora Welty escribió celebrando la aparición de los cuentos: “Su prosa es original, de primer orden, seria y hermosa. Tiene el arsenal de un escritor nato: un ojo sensible, un oído increíblemente bueno, y algo que no puedo definir sin la palabra gracia. No hay un rastro de sentimentalismo en su obra, a pesar de estar llena de niños adorables. No es pronuncia juicios de valor: simplemente tiene el don de tenerlos, y de manera apasionada”.
Pasarían ocho años hasta la publicación de dos nouvelles en un solo volumen, Franny y Zooey. Dos años después el último libro que también reúne una nouvelle y un cuento ya publicados Levantad, carpinteros, la viga del tejado/Seymour: una introducción.

Las críticas positivas empezaron a espaciarse. Los cruces de la familia Glass habían perdido la novedad. El éxito también influye en los críticos. Son muchos los que intentan derrumbar lo que ayudaron a encumbrar. La operación es muy fácil: sólo deben sostener lo contrario de lo que escribieron cuando aparecieron los primeros textos. La fila de quienes denostaron el libro era larga y prestigiosa: George Steiner, Joan Didion, Mary McCarthy, John Updike, entre otros. Truman Capote, aceitó su personaje para caerle también con su maledicencia legendaria (aunque lo extraño es que lo ataque con su improductividad, dado que Capote estuvo paralizado literariamente – a excepción de los tres magníficos capítulos de Plegarias Atendidas– casi dos décadas): “Me dijeron que no dejó de escribir. Que escribió al menos cinco o seis novelas cortas y que The New Yorker las rechazó, y que él sólo quiere publicar en The New Yorker. Que todas son muy extrañas y que tratan de budismo zen… Es un muerto literario. La verdad podría morirse del todo y así emprolijar su incómoda situación”. John Cheever, otro genial y torturado cuentista que tenía su residencia en el New Yorker, dijo: “Comprendo cuán extraño es su don. Aun así me parece que Salinger se encerró en el baño; y todo indica que perdió la llave y no puede salir”.

En 1965 llegaría la última publicación. Otro cuento largo para el New Yorker, Hapworth 16, 1924. Fue recibido en silencio, no sin cierta perplejidad. Se notaba la incomodidad de los críticos. Para muchos era un Salinger menor, muy menor. Para otros, sólo se había anticipado a su tiempo varias décadas. A pesar de haber sido anunciada su publicación como libro independiente, este nunca apareció. De ahí en adelante, el silencio.

Cheever, Didion y Capote fueron algunos de los autores que criticaron su obra
Cheever, Didion y Capote fueron algunos de los autores que criticaron su obra

Nunca más publicó nada. Se dijo que siguió escribiendo en su búnker de cemento cada día de los restantes 45 años de vida que le quedaron. Murió en 2010, a los 91 años. Se sostiene que dejó varios cuentos y novelas inéditos. En el momento de su muerte se especuló que los herederos los irían publicando con el correr de los años. Pero todavía no ha habido novedades. El mercado de inéditos de escritores muertos pero que se mantiene vigentes entre el público es enorme. En algunos casos, como en el de Roberto Bolaño, los títulos póstumos ya son más abundantes que la prolífica obra publicada en vida.

Luego de las primeras repercusiones de El Guardián entre el centeno, Salinger abandonó Manhattan y se radicó en Cornish, New Hampshire. Su reclusión fue absoluta. Casi no dio más entrevistas: alguna a principios de los setenta y otra en 1980. Dejó de aparecer en público. El escritor eremita. El ermitaño que en su búnker de cemento producía incansablemente una obra para un solo lector: él mismo. Escapó de periodistas y fanáticos. Tal vez él mismo haya producido este deseo de los lectores por acercarse. Al principio de su novela, Holden quiere que el autor de un libro que le gusta sea su amigo, alguien a quien poder llamar cada vez que lo necesite. Se le debe reconocer una disciplina envidiable. No quebró el aislamiento, no traicionó su decisión en casi medio siglo.

El escritor norteamericano fotografiado por sorpresa al salir de un supermercado en una de las pocas imágenes que existen de él
El escritor norteamericano fotografiado por sorpresa al salir de un supermercado en una de las pocas imágenes que existen de él

Buscar a Salinger, conseguir una foto, sacarle una declaración se había convertido en una actividad de masas. Los fotógrafos merodeaban la casa. Y de tanto en tanto conseguían una foto. Siempre la misma sólo que el protagonista envejecía cada vez más. Salinger de espaldas o distraído con semblante tranquilo. Un saco de corderoy o un sweater de lana, los brazos largos, la cara afilada. Hasta que escuchaba el click del fotógrafo, o lo divisaba. Allí aparecía la furia, las tres arrugas simétricas en la frente, con forma de olas, el gesto agrio, el puño cerrado amenazante, algún golpe contra la ventanilla de un auto en fuga, los ojos desaforados.

Ese ostracismo, ese enclaustramiento autoimpuesto, ese deseo de que su obra hable por sí sola no lo violó ni siquiera en diciembre de 1980. El 8 de ese mes Mark David Chapman se la pasó todo el día frente al edificio Dakota en el Central Park. Saludó a Sean Lennon que había salido a pasear con su niñera, se acercó a John Lennon y a Yoko cuando partían hacia un estudio de grabación y les hizo firmar el vinilo del recién salido Double Fantasy, y se quedó esperando en la puerta del edificio hasta que la pareja volviera. Ya de noche, cuando regresaban a su casa, Chapman se interpuso en el camino de John y Yoko y disparó cinco veces su arma. Cuatro impactaron en el cuerpo del ex Beatle. Mientras se producían corridas, gritos y Lennon se desangraba, Chapman sacó del bolsillo de su campera un libro de bolsillo ajado y leído. Se sentó en el cordón de la vereda a esperar que llegara la policía, mientras leía (releía) el capítulo final de El guardián entre el centeno.

Ilustración de Mark David Chapman durante el juicio, donde siguió leyendo el clásico de Salinger
Ilustración de Mark David Chapman durante el juicio, donde siguió leyendo el clásico de Salinger

Ese hecho reavivó la polémica sobre el libro que ya tenía casi treinta años de antigüedad. Que el lenguaje soez, que la influencia en los adolescentes, que su visión descarnada del mundo. Nada de eso modificó esos cientos de páginas, ni la actitud de su autor de permanecer recluido y de no permitir que el mundo exterior lo afectara.

Se sabe que Salinger se casó tres veces, que tuvo un hijo y una hija (ella escribió una memoir sobre su padre), que antes de la guerra estuvo de novio con Oona O’neill, hija de Eugene O’neill, que lo dejó para casarse con Charles Chaplin. El padre la había malacostumbrado: Oona sólo se relacionaba con genios. También se sabe que tuvo numerosos amoríos con chicas que apenas rozaban los veinte años. Joyce Mainard relató en un libro su relación de nueve meses con el escritor.

Salinger también salió al cruce y demandó a quienes intentaron quebrar ese silencio longevo. El escritor Ian Hamilton se propuso escribir una biografía de Salinger. Encontró un método para evadir la falta de fuentes directas y el contacto con su protagonista. Recolectó cartas que este le envió durante décadas a distintas personalidades. Salinger logró que los tribunales sostuvieran que el contenido de las cartas le pertenecía a quien lo había escrito. Así Hamilton no pudo usar las misivas y su biografía quedó sin publicar. El obstáculo, como tantas otras veces, produjo otra obra seguramente superior a la anterior. Hamilton en el muy buen En busca de J.D. Salinger cuenta las vicisitudes de su investigación y las dificultades de escribir una biografía.

A cien años de su nacimiento, a casi setenta de la publicación de su único novela, a más de medio siglo de la aparición de su último cuento, Salinger sigue vigente. Sus cuatro pequeños libros se mantienen inexpugnables. En esas páginas hay más misterio que en cualquier vida. En esos cuatro libros y en su silencio.

SIGA LEYENDO

Natsume Sōseki: el amante de los gatos que se convirtió en el padre de la literatura japonesa moderna
Las 10 familias más disfuncionales de la literatura

Sobre Fiscal de la Nación | Marisa Glave: “Pedro Chávarry se ha comportado como defensor de la señora ‘K’”

Toda su indignación. La congresista de Nuevo Perú, Marisa Glave, expresó su rechazo e indignación contra el Fiscal de la Nación, Pedro Chávarry, tras remover a los fiscales del Caso Lava Jato Rafael Vela y José Domingo Pérez.

“Fuerza Popular funge como un blindaje político de Chávarry. Pedro Chávarry se ha comportado como defensor de la señora ‘K’ y de todos los que están siendo investigados por los fiscales del señor Vela y José Domingo Pérez”, sentenció la congresista en comunicación con RPP.

“Lo que está haciendo es utilizar la institución para defenderse a él y probablemente personas vinculadas a él como lo han  señalado Sandra Castro y otros fiscales como Domingo Pérez”, indicó.

Cabe mencionar que el fiscal de la Nación decidió cambiar a los fiscales a cargo del caso Lava Jato. El fiscal superior Frank Almanza Altamirano reemplazará a Rafael Vela como el coordinador del equipo especial, mientras que Marcial Paucar remplazará a José Domingo Pérez como fiscal provincial.

notitle

(Video: RPP)

Removieron a los dos principales fiscales que investigan la corrupción de Odebrecht en Perú

Pedro Gonzalo Chavarry Vallejos durante la ceremonia de juramentación como Fiscal de Perú para el periodo 2018 – 2021 (Flickr/Ministerio Público – Fiscalía de la Nación)
Pedro Gonzalo Chavarry Vallejos durante la ceremonia de juramentación como Fiscal de Perú para el periodo 2018 – 2021 (Flickr/Ministerio Público – Fiscalía de la Nación)

El fiscal general de Perú, Pedro Gonzalo Chavarry, removió el lunes a los dos principales fiscales que investigan actos de corrupción de la constructora Odebrecht e indagan a cuatro ex presidentes y a la líder opositora Keiko Fujimori.

“He visto necesario dejar sin efecto la designación de Rafael Vela y de José Domingo Pérez”, anunció esta noche, sorpresivamente, Chavarry, quien señaló haber perdido la confianza en el equipo por “vulnerar el principio de reserva de información” del proceso.

El fiscal Chavarry alegó que por esas razones “decidí reconformar al equipo especial de fiscales que debería dirigir e investigar los casos” vinculados al escándalo Odebrecht.

En reemplazo de Vela, designó al fiscal Frank Almanza como coordinador del Equipo Especial, mientras que el fiscal Marcial Paúcar ocupará el puesto de José Domingo Pérez.

La destitución de los dos fiscales más importantes del caso Odebrecht, ocurre una semana después que el fiscal José Domingo Pérez solicitara denunciar al fiscal general Chávarry por encubrimiento y obstruir las investigaciones contra Keiko Fujimori.

La medida provocó reacciones inmediatas en las redes sociales, donde colectivos de derechos humanos lanzaron llamados a salir esta noche a marchar en respaldo a los fiscales destituidos.

El equipo que dirigía Vela tiene a su cargo la investigación a los ex mandatarios Alejandro Toledo (2001-2006), quien huyó a Estados Unidos y ahora enfrenta un pedido de extradición; Ollanta Humala (2011-2016), que estuvo preso nueve meses con su esposa Nadine; Alan García (1985-1990, 2006-2011) quien buscó asilo en la embajada de Uruguay y le fue denegada; y Pedro Pablo Kuczynski (2016-2018), quien renunció en marzo agobiado por denuncias de corrupción.

También es indagada la líder del partido opositor Fuerza Popular, Keiko Fujimori, quien cumple prisión preventiva de 36 meses acusada de recibir aportes ilegales de la constructora brasileña Odebrecht en su campaña de 2011.

FOTO: La NASA da a conocer las primeras imágenes del objeto espacial más lejano jamás estudiado

Las dos instantáneas ofrecen una primera noción de la forma de 2014 MU69, desde una distancia aproximada de 1,9 millones de kilómetros.

La sonda New Horizons de la NASA ha enviado las primeras imágenes del objeto llamado ‘2014 MU69’, ubicado en el cinturón de Kuiper. La misión espera obtener fotografías más detalladas del también conocido como ‘Ultima Thule’, cuando logre su máxima aproximación a él, este 1 de enero.

Las dos instantáneas fueron publicadas por la página oficial del proyecto y ofrecen una primera noción de la forma de 2014 MU69, desde una distancia aproximada de 1,9 millones de kilómetros. La primera (izquierda) se trata de una imagen poco detallada de tres pixeles de ancho, donde cada píxel tiene un tamaño de 10 kilómetros.

La segunda (derecha) es producto de la combinación de varias fotografías y técnicas de nitidez y confirma que se trata de un objeto de forma “alargada”, una conclusión que coincide con las observaciones del contorno de su sombra realizadas en Argentina en 2017 y en Senegal en 2018.

La máxima aproximación de la sonda se realizará a las 05:33 (UTC), cuando la New Horizons se ubicará a unos 3.500 kilómetros de Ultima Thule. A medida que la sonda avance, se obtendrán tomas más detallas y se podrán recolectar más datos. Posteriormente, una muestra de esta información será enviada a la Tierra en los próximos días y se calcula que tomará unos 20 meses bajar el conjunto completo de datos.

Ramírez tras decisión de Chávarry: “Peligra la firma del acuerdo con Odebrecht”

Tras la decisión del fiscal de la Nación, Pedro Chávarry, de cambiar a los fiscales a cargo del caso Lava Jato, el procurador de dicho caso, Jorge Ramírez, indicó que esto haría peligrar la firma del acuerdo con la compañía Odebrecht dentro del marco con la colaboración eficaz.

“En principio lamentamos la decisión del fiscal de la Nación. No es oportuno haberlo hecho, ya que estábamos a puertas de firmar el 11 de enero. Creemos con la decisión peligra la firma del acuerdo con la compañía Odebrecht dentro del marco con la colaboración eficaz”, indicó el procurador para canal N.

Asimismo, indicó que es posible que la empresa Odebrecht retroceda en su colaboración y ya no se firmaría el acuerdo este 11 de enero en Brasil.

“Y en todo caso ya no se firmaría el acuerdo el 11 de enero, por lo demás esta empresa estaba como se había anunciado a unos beneficios gremiales, y no sabemos si los nuevos fiscales se los van a conceder”, indicó.

Cabe mencionar que el fiscal de la Nación, Pedro Chávarry, decidió cambiar a los fiscales a cargo del caso Lava Jato. El fiscal superior Frank Almanza Altamirano reemplazará a Rafael Vela como el coordinador del equipo especial, mientras que Marcial Páucar remplazará a José Domingo Pérez como fiscal provincial.

Varios muertos y daños materiales por deslizamientos de tierra en Indonesia

Al menos ocho personas murieron y 34 viviendas resultaron destruidas a causa de los deslizamientos de tierra este lunes en la provincia indonesia de Java Occidental, informó la agencia Xinhua. Las fuertes lluvias, los cortes de energía y el mal estado de las carreteras obstaculizan el trabajo de los equipos de búsqueda.

Antiguas entradas