(Foto: Twitter)
(Foto: Twitter)

Vanessa Ruíz abordó una camioneta de transporte público en el estado de Morelos el viernes 1 de febrero a las 9:30 de la noche, viajaba de regreso a su casa en San Juan  Tehuixtitlan en el Estado de México, un trayecto de aproximadamente una hora desde Cuautla en Morelos donde se vio con su novio. Vanessa nunca llegó con su familia.

El cuerpo de la joven de 22 años fue encontrado la madrugada del sábado 2 de febrero por autoridades del municipio de Ozumba, en la comunidad de San Vicente Chimalhuacán en el estado mexiquense, presentaba huellas de tortura y agresión sexual.

Vanessa era estudiante de la licenciatura de Nutrición en la Universidad Autónoma de Estado de México en el plantel de Amecameca, según las investigaciones subió al trasporte público alrededor de las 21:30 horas cuando se despidió de su novio que se dirigió hacía Cuernavaca, sólo iba ella con el chofer. Avisó por medio de un mensaje de texto a un familiar que viajaba sola y la ruta se había desviado del camino. Fue la última vez que su familia supo de ella.

(Foto: Twitter)
(Foto: Twitter)

En cuanto no tuvieron comunicación con la joven universitaria, sus padres reportaron la desaparición de Vanessa a las autoridades correspondientes.

La camioneta Splinter de la ruta 85 quedó en las inmediaciones de San Vicente Chimalhuacán. Vecinos de la zona reportaron a policías la presencia de la camioneta abandonada, quienes al inspeccionarla encontraron el cuerpo de la estudiante con un fuerte golpe en la cabeza y signos de violencia sexual.

Tras el hallazgo del cuerpo de Vanessa, autoridades locales llevaron a cabo la revisión de las cámaras de seguridad cercanas al paradero del transporte público, en las grabaciones se puede observar la unidad que abordó Vanessa y al sujeto que la conducía,  siendo éste el principal sospechoso del feminicidio de la joven.

Según reportes la camioneta salió con una sola pasajera, Vanessa Ruíz, que fue localizada sin vida horas después.

(Foto: Twitter)
(Foto: Twitter)

Elementos de la policía municipal aseguraron al chofer del transporte público y  fue trasladado a la fiscalía donde en las próximas horas se definirá su situación jurídica.

Este nuevo feminicidio ocurre luego de que miles de mujeres, en la Ciudad de México, salieran a las calles a protestar por la ola de feminicidios, desapariciones forzadas y violencia de género que azota al país, principalmente al Estado de México, donde son recurrentes los hallazgos de mujeres asesinadas.

Autoridades mexicanas reportaron 834 casos de feminicidio durante el 2018, sin embargo, organizaciones y activistas han señalado que son más.

En el Estado de México, donde fue asesinada Vanessa, se registraron 106 casos de feminicidio en el 2018, de acuerdo con el Secretariado Ejecutivo de Seguridad Pública.