El canal libanés Al Mayadeen este domingo ha divulgado unas imágenes captadas este 22 de enero en la frontera entre Israel y la Franja de Gaza, en las que se ve cómo un soldado israelí está efectuando disparos en dirección al lado palestino de la frontera.

Unos instantes después se oye otro sonido de disparo y se ve como una bala impacta contra la cabeza del militar israelí. Como resultado, el solado resultó levemente herido, fue atendido en uno de los hospitales y horas después le dieron el alta. Las Fuerzas de Defensa de Israel (FDI) publicaron en su cuenta de Twitter la foto del casco que le salvó la vida a su soldado.

Además, las FDI consideraron este suceso como prueba de que Hamás supuestamente envía “terroristas armados para atacar a israelíes, mientras están rodeados de civiles y bajo el disfraz de protestas”.

Por otra parte, en relación al video, el representante del movimiento palestino Yihad Islámica, Daoud Shehab, en una conversación telefónica con Al Mayadeen ha comentado que quien disparó contra el militar israelí fue uno de los francotiradores de las Brigadas Al Quds —el ala militar del movimiento, a la que Israel y algunos otros Estados consideran una organización terrorista— para “responder al ataque israelí“.

El vocero ha destacado que el objetivo del video es “exponer algunas de las violaciones diarias de los derechos humanos más básicos” por parte de Israel.

En respuesta al disparo del francotirador, un tanque de las FDI destruyó inmediatamente un puesto de observación perteneciente a Hamás en el este de Gaza, cerca del campamento de refugiados de El Bureij.

Horas más tarde, la Fuerza Aérea israelí atacó un sitio adicional de Hamas en el enclave. Según los datos de Hamás, uno de sus combatientes murió en el ataque inicial del tanque y otros dos resultaron heridos.