El presidente de Bolivia, Evo Morales, aseguró que, con la retirada del Tratado sobre Misiles de Alcance Medio y Corto (INF, por sus siglas en inglés), “EE.UU. atenta contra la paz mundial y reinicia la carrera armamentista”. Morales afirmó también que los pueblos de Sudamérica no permitirán que Washington intervenga en la región como lo hizo en Oriente Medio.

Desde el 2 de febrero, EE.UU. suspende sus obligaciones en el marco del Tratado INF y comienza el proceso de retirada de este acuerdo, que se completará en seis meses. Por su parte, el presidente de Rusia, Vladímir Putin, ha aseverado este sábado que, en respuesta a la retirada de Washington del tratado, Moscú también suspende sus obligaciones en el marco del acuerdo.