Vis a vis 4×08 FINAL | Doce años después, la vida preparó distintas suertes para las protagonistas de “Vis a vis“, y si bien la mayoría se dejó acoger por el marco de la ley, algunas otras optaron por seguir al margen, viviendo como aprendieron a hacerlo en prisión.

El final de “Vis a vis” fue emitido el lunes 4 de febrero en España y tras el motín que le costó la vida a Sandoval (Ramiro Blas) y Sole (María Isabel Díaz), la serie se trasladó al futuro y contó desde el punto de vista de Tere (Marta Aledo) qué pasó con cada una de las reas más famosas de la televisión española.

1. TERE

Contra todo pronóstico y contra toda adicción, Tere formó una familia con su novio de toda la vida, Piti (Juan Blanco), con quien tiene dos hijos y muchas alegrías que contar. Tere, además, trabaja como asistente social, posición desde la cual ayuda a las internas de Cruz del Norte, institución con la que aún mantiene estrecha relación.

Como alguna vez fue una de ellas, entiende lo que están viviendo y eso la convierte en la mejor consejera para las nuevas reclusas. Asimismo, juega a su favor que Palacios (Alberto Velasco) sea el director de la prisión desde hace dos años.

2. LUNA

Luna (Abril Zamora), por su parte, cumplió su sueño de convertirse en azafata de vuelo y por trabajo suele viajar a China, donde le espera su novio que vive en Shangai.

3. GOYA

Goya (Itziar Castro) todavía viste de amarillo, pero porque de ese color es el uniforme de su trabajo en un almacén. Goya es la jefa y aún es tan irascible como en el pasado, por más vida normal que lleve encima.

4. ANTONIA

Tras encargarse de la cocina de Cruz del Sur y de Cruz del Norte, Antonia (Laura Baena) ahora es la jefa de cocina en un restaurante y el futuro le sonríe como a nadie más.

5. SARAY

Saray (Alba Flores) recuperó a Estrella, su hija, y la cría junto a su novia, el personaje que interpreta La Mala Rodríguez. Al final, el amor le sonrío a la ‘Gitana’.

6. RIZOS

A diferencia de sus compañeras, Rizos (Berta Vázquez) sigue entrando y saliendo de prisión, a pesar de su buen corazón. Tal como dice Tere cuando la visita, parece que más teme vivir en libertad que encerrada y por eso no deja de meterse en problemas.

7. MACARENA Y ZULEMA

Las enemigas se convirtieron en aliadas y doce años después roban juntas en joyerías y establecimientos de lujo. Alguna vez quisieron matarse la una a la otra, pero hoy se necesitan para sobrevivir en su oficio, junto a su perro, bautizado como ‘Sandoval’.