El presidente de Venezuela, Nicolás Maduro, rechazó el “llamado golpista” de John Bolton, asesor principal del Consejo de Seguridad de los EE.UU.,  quien este miércoles afirmó que Washington analiza la posibilidad de retirar “sanciones” a aquellos uniformados que apoyen al parlamentario, Juan Guaidó, autoproclamado “presidente encargado” del país suramericano. 

“¿Es John Bolton jefe militar venezolano?”, le preguntó Maduro a los 4.120 efectivos militares de la Zona de Defensa y Desarrollo Integral en el estado Zulia, al occidente venezolano, que participaron en la preparación de ejercicios militares, previstos a realizarse entre 10 y 15 de febrero.  

El dignatario le envió un mensaje a Bolton: “escúchalo bien Bolton: ¡Leales siempre, traidores nunca!”, afirmó al unísono con los uniformados presentes.  

Bolton ha sido el político de la Casa Blanca más activo en las redes sociales y medios de comunicación en la estrategia de EE.UU. de aumentar la presión internacional para deponer el Gobierno constitucional de Maduro, con llamados reiterados a los miembros de la Fuerza Armada Nacional Bolivariana a sublevarse en contra de mandatario venezolano, electo con el más de 60% de los votos en las elecciones presidenciales. 

Bolton dijo que podrían levantarse sanciones a militares de alto rango que “defiendan la democracia” en Venezuela y reconozcan a Guaidó.

El año pasado, la Oficina de Control de Activos Extranjeros de EE.UU. dictó sanciones contra otras cuatro figuras destacadas del gobierno venezolano, entre ellos varios militares.