Estados Unidos retirará su oferta de venta de sistemas antiaéreos Patriot a Turquía a menos que Ankara desista de comprar los rusos S-400 Triumf, informa Hurriyet, citando a un alto funcionario estadounidense.

“(…) según las condiciones del Congreso para la oferta a Turquía, no estamos en condiciones de vender sistemas Patriot si se realiza la compra de S-400″, dijo el funcionario.

Subrayó que su país está “muy preocupado por el hecho de que la adquisición de S-400 pondría en riesgo la participación de Turquía en el programa” de los cazas de quinta generación F-35, “y muy probablemente incurriría en sanciones bajo nuestra ley CAATSA (Ley para Contrarrestar a los Adversarios a través de Sanciones)”.

El pasado 15 de enero, Ibrahim Kalin, portavoz del presidente turco, declaró que su país no declinaría la compra de los mencionados sistemas antiaéreos rusos a favor a los Patriot, y que no consideraba como “interconectadas” estas dos ofertas.

El pasado 18 de diciembre, la Agencia de Cooperación para la Seguridad de la Defensa de EE.UU. anunció que el Departamento de Estado había aprobado la venta a Ankara de 140 misiles interceptores, 20 lanzaderas y otros equipos del sistema Patriot, por valor de 3.500 millones de dólares. El mes pasado se conoció que EE.UU. condicionó el negocio a la renuncia de Ankara a los S-400.

En noviembre pasado, el portavoz presidencial turco, Ibrahim Kalin, anunció que el primer lote de sistemas S-400 comprado por Ankara llegará a Turquía a finales de 2019.