Willie Shorter, un antiguo empleado de un hogar para discapacitados que se encuentra en Rockledge (Florida, Estados Unidos), ha sido arrestado por embarazar a una mujer con la capacidad mental de una niña que se encontraba bajo su cuidado, informa Miami Herald.

El suceso fue reportado a las autoridades en enero de 2015 y cuatro meses más tarde la víctima dio a luz, tras lo cual su familia adoptó el bebé. La madre señaló al sospechoso como posible padre, pero los investigadores no tenían suficientes evidencias para su arresto.  

En abril del año pasado, Shorter accedió a aportar una muestra de ADN después de que la damnificada lo acusara de haber tocado sus genitales. Las autoridades norteamericanas compararon ese material genético con el de su posible descendiente: concluyeron que este hombre es el padre biológico del menor con un 99,9 % de probabilidad y le arrestaron el pasado 6 de febrero, el mismo día que recibieron ese resultado.

El detenido, que hoy en día tiene 58 años, será juzgado por asalto sexual contra una persona discapacitada.