El Buró Federal de Investigaciones (FBI) arrestó a Saúl Santos Ferro, un represor castrista de 73 años que mintió a las autoridades de Inmigración de los Estados Unidos, en su solicitud para registrarse como residente permanente, estatus que obtuvo.

La acusación afirma que, cuando solicitó registrarse como residente permanente, Santos no reveló su membresía o afiliación con ninguna organización.

Declaró falsamente que nunca se desempeñó o fue miembro de una unidad de policía, y declaró falsamente que nunca sirvió en ninguna situación que involucrara a personas detenidas.

Sin embargo, Santos se desempeñó como oficial de alto rango en el Departamento de Seguridad del Estado de la dictadura cubana durante décadas.

Además, Santos declaró falsamente que nunca procuró, por fraude o tergiversación intencional, obtener una visa, u otra documentación de entrada a los Estados Unidos o cualquier otro beneficio de inmigración.

Santos Ferro tuvo su primera comparecencia ante el tribunal el martes y el juez ordenó que lo dejaran en confinamiento domiciliario con monitoreo GPS y una fianza de $ 100,000.

Con información de Martí Noticias