Carlos Vecchio es el embajador designado por Juan Guaidó ante los Estados Unidos. Durante la entrevista exclusiva con Infobae, Vecchio descartó la mediación del Papa Francisco, responsabilizó a Cuba por la intransigencia de Nicolás Maduro e instó a que China y Rusia apoyaran la transición democrática que lidera Juan Guaidó, presidente interino de Venezuela.

“Las Fuerzas Armadas tienen que ser una herramienta que permita facilitar la transición”, dijo Vecchio cuando se le preguntó sobre el principal factor de poder que aún sostiene a Maduro.

—Frente a la crisis humanitaria que hay en Venezuela, ¿cuándo ingresará la ayuda que se está acopiando en Colombia, en la frontera con Brasil y en Aruba?
—Ésta ha sido una de las prioridades del nuevo presidente interino Juan Guaidó en Venezuela, y es parte de lo que hemos hecho acá como embajador en los Estados Unidos: ir construyendo una coalición internacional para enviar ayuda humanitaria a Venezuela. El primer envío viene de los Estados Unidos, pero distintos países, incluso latinoamericanos, han manifestado su posición para ayudar. Estamos ahorita en el proceso de acopio en la frontera con Colombia. Yo insisto en esto: no será una sola vez, nosotros vemos esto como un proceso. La ayuda que se requiere es muy grande, y de manera continua, así que es todo un proyecto de largo aliento.

—Nicolás Maduro aseguró que la ayuda humanitaria no ingresará a Venezuela. ¿Cómo imagina que se trasladará la ayuda desde Cucuta en Colombia a San Cristobal en territorio venezolano?
—Hay un puente y creo que en este momento hay un mensaje también que darle a nuestros militares, que van a tener que tomar una posición: ponerse del lado de la dictadura que no va para ningún lado y que no le importa el sufrimiento de nuestra gente, o ponerse del lado de la Constitución y del lado de la gente que necesita comida y medicina. Y es el llamado que nosotros le estamos haciendo, que faciliten la ayuda internacional, porque al final del día nuestro pueblo requiere de ella.

—Le planteo una hipotesis: ¿si Maduro continúa bloqueando el puente que une Cúcuta con San Cristobal, ustedes van a pedir a los militares que abran la ruta y permitan ingresar la ayuda humanitaria a Venezuela?
— Sin duda. Es el planteamiento que les estamos haciendo a las Fuerzas Armadas, que se pongan del lado de la Constitución y de la gente que necesita eso. Y lo que tú acabas de mencionar del bloqueo de alguna vía, lo que te deja ver es que la peor sanción que tiene hoy Venezuela se llama Nicolás Maduro. Que no le importa nuestra gente, con tal de mantener los privilegios del poder, con tal de mantener a su Estado criminal y su corrupción, y con tal de alimentar el régimen cubano.

— Es decir, ¿ustedes van a llevar los medicamentos y la comida a Venezuela, sin importar el método?
—Que llegue la comida. Que llegue la comida y que llegue el medicamento. Y aquí nuestras Fuerza Armada tiene un rol que jugar…

— ¿En este contexto, no sería mejor esperar la mediación del Papa Francisco, o esta vía de negociación ya está descartada?
— Nosotros no estamos de acuerdo con un diálogo falso, manipulado. Ya Maduro lo ha hecho en el pasado: lo hizo en el 2014, 15, 16, 17, 18. Nosotros hemos participado de diálogos con la comunidad internacional, sin la comunidad internacional, con el Vaticano y sin el Vaticano, y cada vez de eso ha hecho Maduro una manipulación para bajar la presión, para mantenerse en el poder, y después de cada evento ha habido más presos políticos, menos democracia y más crisis económica y social. De manera que nosotros no vamos a participar en ningún diálogo falso, y más bien lo que hay que hablar es cuándo se va el régimen de Maduro, cuándo sale Maduro del poder.

— Entonces, ¿ el presidente Guaidó rechaza la mediación del papa Francisco en la crisis de Venezuela…?
— Yo creo que esto no es un problema de mediación, esto es un problema del que está del otro lado, que es Maduro. Él nunca ha querido dejar el poder. Entonces lo que hace es manipular y engañar. Entonces no es un problema de la mediación, no es la mediación que ha fallado, es la posición que ha tenido el dictador de utilizar esa herramienta para dividir a la oposición, para engañar a la comunidad internacional. Incluso ellos engañaron al Vaticano en el año 2016, y el Vaticano les envió una carta y les dijo que se retiraban del diálogo porque Maduro no cumplió nada de lo que prometió hacer.

Manifestantes en Venezuela (Foto: Martin BERNETTI / AFP)
Manifestantes en Venezuela (Foto: Martin BERNETTI / AFP)

—¿Cómo se logra terminar con el régimen, formar un gobierno de transición y convocar a elecciones libres, si Maduro insiste con quedarse en el poder?
—Hace veinte días, no había nada. Y en veinte días hemos transformado la realidad política de nuestro país, hemos llevado tres elementos de presión, uno a nivel de calle, hemos tenido manifestaciones masivas no solo en la capital de Venezuela sino en todas las capitales de Venezuela y en pueblos en Venezuela. Esa presión de calle va a continuar porque esto es un proceso liderado por los venezolanos. Segundo, una presión desde la institucionalidad de la Asamblea Nacional. Y tercero hemos llevado esto, esta presión, también al plano internacional. Entonces son tres niveles de lucha que trabajan conjuntamente y que lo que estamos buscando es la presión necesaria para facilitar un proceso de transición pacífico. Y este esfuerzo tiene que continuar. Y también las Fuerzas Armadas, se lo hemos dicho, que tienen que estar del lado de la Constitución, que tienen que estar apoyando al nuevo comandante en jefe y que tienen que ser una herramienta o un actor que permita facilitar la transición. Esa es la lucha que estamos dando, de eso se trata, de genera la presión necesaria en estos tres niveles para que nosotros podamos recuperar la democracia en Venezuela.

— En Venezuela hay muchos asesores cubanos y además Maduro tiene apoyo diplomático y económico de China y Rusia. ¿Cómo se desmantela esta situación?
— Bueno, por eso en parte este proceso ha sido tan complejo, porque Nicolás Maduro no está tomando decisiones por sí mismo, está tomando decisiones con el régimen cubano, que han impedido que esto ya estuviese resuelto. Si no estuviesen los cubanos esto estaría resuelto hace mucho tiempo. Y por eso es clave no solo, digamos, la movilización nuestra en nuestro país sino también el apoyo internacional.

— ¿Y con China y con Rusia qué van a hacer?
— Se lo hemos dicho muy claro: nosotros queremos tener relaciones con todos los países de manera seria, respetuosa. Y le hemos pedido tanto a China como a Rusia que no estén financiando al régimen de Nicolás Maduro y que no estén dándole el apoyo político, que es el momento de pensar en el futuro y no en el pasado. Así que el mensaje muy claro nuestro es hacia esos países para que entiendan que ya hay un proceso de transición y que nosotros estamos dispuestos incluso a trabajar con esos países dentro del marco del respeto y la cooperación mutua.

SEGUÍ LEYENDO: EEUU mantiene contactos “limitados” con militares venezolanos para instarlos a que abandonen a Nicolás Maduro