La Policía del aeropuerto de Manchester detuvo el pasado 7 de febrero a un piloto de 62 años de la aerolínea American Airlines bajo la sospecha de que pilotó una aeronave en estado de ebriedad, informa Independent.

En relación con el incidente, el vuelo AA735 a Filadelfia fue cancelado, y todos los pasajeros fueron asignados a otros vuelos. Los representantes de la aerolínea se disculparon ante sus clientes y dijeron que estaban negociando con las agencias policiales.