Matthew Aimers fue arrestado el día de su boda, celebrada el pasado noviembre en Northampton, Pensilvania, EE.UU., tras acosar con insistencia a una mesera adolescente.

Según el documento del arresto, al que tuvo acceso el portal The Inquirier, Aimers, de 31 años, en medio de la celebración del matrimonio comenzó a acosar a la menor, a quien invitó a “salir afuera” y hacer lo que ella quisiera.

Ante la negativa de la adolescente, el hombre la siguió al baño de mujeres y, tras abordarla, la llevó a uno de los cubículos que estaba vacío, donde al sometió a tocamientos y le enseñó los genitales.

La víctima logró zafarse y ante ello Aimers le ofreció 100 dólares para que lo besara “como si de verdad lo amara”.

Agresiones a otros invitados

Más tarde, la policía local recibió una llamada desde el club donde se celebraba la boda. Los uniformados llegaron al lugar y encontraron a Aimers empujando y golpeando a varias personas.

Uno de los empleados del club relató que el novio lo había golpeado cuando trató de impedir que ingresara al lugar alcohol proveniente de otro establecimiento.

La policía informó que el hombre no quería acatar las órdenes de las fuerzas de seguridad e incluso discutió con ellos y los invitó a pelear. Finalmente fue arrestado.

Aimers ha sido procesado por asalto y exposición indecente, hostigamiento y resistencia al arresto. Actualmente se encuentra fuera de la cárcel, tras pagar el 10 % de la fianza de 350.000 dólares, pero deberá presentarse en la corte local próximamente.