A Washington le preocupa el acuerdo entre Moscú y Ankara para la venta de sistemas de defensa antimisiles S-400 rusos, pues, de concretarse, impedirá ventas de sistemas similares estadounidenses a Turquía, ha anunciado la representante permanente de EE.UU. ante la OTAN, Kay Bailey Hutchison, en una teleconferencia celebrada este martes.

Por ese motivo, la diplomática ha instado a Turquía a no avanzar con ese acuerdo con Rusia.