Washington. Estados Unidos anunció este miércoles que impuso restricciones y revocó las visas a los integrantes del “ilegítimo” Tribunal Supremo de Justicia (TSJ) de Venezuela.

El enviado especial para Venezuela, Elliott Abrams, confirmó la medida durante una comparecencia ante el Comité de Asuntos Exteriores de la Cámara Baja

Trump sobre el envío de 5.000 tropas a Colombia para Venezuela: “Ya veremos”

Congreso de Estados Unidos no apoyará una intervención militar en Venezuela

Trump recibe a Duque y dice que todas las opciones están abiertas en Venezuela

“Hemos impuesto restricciones y revocado visas a los miembros del TSJ, la ilegítima Corte Suprema”, afirmó el funcionario, quien recordó que la semana pasada se dieron a conocer unas sanciones similares para miembros de la “ilegítima” Asamblea Nacional Constituyente (ANC), afín al régimen de Nicolás Maduro.

Abrams acudió ante el Comité junto a la subsecretaria adjunta de la Oficina de Recursos Energéticos del Departamento de Estado, Sandra Oudkirk, y el administrador auxiliar interino de la Oficina para América Latina y el Caribe de la Agencia de EE.UU. para el Desarrollo Internacional (Usaid), Steve Olive.

El enviado especial ratificó su apoyo al diputado opositor Juan Guaidó, titular de la Asamblea Nacional (AN), quien el pasado 23 de enero se proclamó presidente interino del país suramericano, y a las aspiraciones “de crear una nueva Venezuela”.

En ese contexto, confió en que el pueblo “tendrá éxito en su búsqueda de libertad”.

“Cuando logren esta tarea monumental demostrarán a los dictadores no solo en nuestro hemisferio sino también en el resto del mundo que la voluntad del pueblo por la libertad prevalece sobre aquellos que tratan de reprimirla”, añadió.

Se refirió además a la ayuda humanitaria enviada por Estados Unidos a las fronteras de Venezuela para ayudar a paliar la escasez de alimentos y medicamentos que afronta ese país.

“Continuaremos presionando para entregar la ayuda humanitaria con la ayuda de socios regionales y de la comunidad internacional”, aseguró Abrams durante la audiencia, convocada bajo el título de “Venezuela en la encrucijada”.

Este martes, Guaidó anunció que prevé ingresar la ayuda humanitaria a Venezuela el próximo 23 de febrero pese a la negativa del líder chavista, Nicolás Maduro, a quien no reconoce como presidente legítimo.

El líder opositor indicó que el próximo fin de semana se realizarán asambleas, cabildos y “campamentos humanitarios” a fin de organizar y preparar a todas las personas que se han sumado al voluntariado que promueve la oposición para buscar la ayuda humanitaria en las fronteras en caso de que la Fuerza Armada no permita su ingreso. 

Fuente: EFE